"TODOS TENEMOS UN GRIAL... Y YO HE ENCONTRADO EL MIO".

domingo, 27 de mayo de 2007

II.- La Séptima Mujer Escarlata.


“Píntame como una alma muerta” contestó Leah en la habitación de Crowley, cuando este le preguntó ¿Quieres que te pinte como eres? Crowley “presa de febril actividad estuvo pintando durante toda la noche la superficie de un segundo biombo, que había reservado para ocultar el otro lado de la cama. A la mañana siguiente ya había terminado. Lo llamó Almas muertas en honor a Leah” (Sym p 309). Según comenta Crowley el cuadro que representa a Leah es a su vez “todo angustia, todo perversidad, a las que estaba prohibido acercarse al mundo de las cosas razonables… las almas muertas habían generado un alma viva. Cualquiera que lo viese se sentiría horrorizado”. De este hecho puntual proviene la más bella y famosa fotografía que nos ha llegado de Leah Hirsig, el retrato de ella posando de manera sublime delante del cuadro que la concibe como un alma muerta, quizás presagiando el destino que debería cumplir unos años más tarde. Cada vez que observo aquella imagen pienso en la escena de fondo, a Crowley haciendo la fotografía y pidiéndole a Leah que sonría, esta casi imperceptible evidencia retrata todos los rasgos descritos por la Bestia en sus descripciones a Alostrael. Su boca sonríe tímidamente, adornando además sus labios una herida de misteriosa procedencia. La pose y silueta de Leah con la mano apoyada y entre doblada, configura un gesto sencillo de delicadeza y elegancia, un aire de candidez, sabiduría y misterio, sin duda un cierto aire de oscuridad y de luminocidad. Hay conjuntamente un cierto aire de humor e ironía que acompaña la fotografía, en la medida que Leah se encuentra rodeada de espectros, rostros fantasmales y burlescos, entre los rostros oscuros que se entrelazan en el fondo del biombo se encuentra nuestra Leah Hirsig, pasiva, resguardada por estos espíritus celestes. Una espiritualidad propia del mago Alesiter Crowley.
Ese mismo día Crowley y Leah realizaron los rituales correspondientes de expulsión del pentagrama y magia sexual para ser consagrada a partir de ahí como la nueva Mujer Escarlata del Vagabundo de la Desolación, la que “triunfantemente, le cabalgaba”. Entre sus senos además fue pintada la marca de la Bestia. De esta forma y como menciona Symmonds, “acababa de nacer El Babuino de Thoth, que es el nombre mágico que tomó Leah Hirsig, mientras hacía su entrada a toda velocidad por el umbral de la A.:A.:”
De este punto se deben hacer dos explicaciones: Como veremos más adelante la mujer más importante en la vida de Aleister Crowley fue Leah Hirsig. Uno de los detalles que ilustra este hecho es su propio nombre mágico, pues el Babuino de Thoth es el eterno compañero del Dios de la Sabiduría en Egipto y el instrumento para que esté realice todos sus sueños y deseos mágicos. Claramente a partir de 1918 fue sobre todo Leah Hirsig quien ayudó al Mago a realizar todos sus proyectos con respecto a la Gran Obra y la constitución de la futura Abadía de Thelema. Otro punto que hay que aclarar es el título de Mujer Escarlata. En uno de los pasajes más perdidos de los libros de Crowley se reconoce que todo el profundo ceremonial que practica con Leah, al ser nombrada Mujer Escarlata es sin lugar a dudas, un título que ya le había correspondido a otras damas de buena sociedad, pues antes que ella hubieron a lo menos siete mujeres escarlata entre las que se cuentan unas bastante importantes en su vida, pero que ya a esas alturas eran pasado. En esta lista se cuentan por ejemplo la primera Mujer Escarlata (y su primera esposa) Rose Kelly (Uarda) quien recibió el Liber Legis en el Cairo; Mary d´Esté Sturgues (Virakam) que recibió el Libro 4, otras también muy importantes fueron Leila Wadell, Jane Foster, Ahitha y la desconocida Almeira, Bertha Almeira Prykryl la cual en su “retraso en asumir sus funciones, dejó el sitio a número 7”,- Leah Hirsig - (Del Comentario Breve Al Liber Legis). Vale también mencionar que Leah a su tiempo, también le correspondió quedar abandonada por Crowley y ser historia en la historia de su mestro. Después de ella, muchas más fueron las que se reemplazaron en el puesto, pero ninguna al nivel de Alostrael.

El significado del título honorífico y Magicko de Mujer Escarlata en el mundo espiritual Thelemico es de una profunda importancia, pues como está mencionado en muchos de los textos, se lee por ejemplo:

1.- Este es el secreto del santo grial, que es el vaso sagrado de nuestra señora la Mujer Escarlata, Babalon la Madre de las Abominaciones, la novia del Caos, que está montada sobre nuestro señor la Bestia. Liber CLVI, 1.

En el mismo Liber Legis se puede leer:

15 Ahora sabrán que el escogido sacerdote y apóstol del espacio infinito es el príncipe-sacerdote la Bestia; y en su mujer llamada la Mujer Escarlata está dado todo el poder. Ellos recogerán mis niños en su redil; traerán la gloria de las estrellas a los corazones de los hombres. Liber DCLXVI, 15

Las referencias al simbolismo de la mujer escarlata se repiten en muchos textos, y para no ser tan extensos en el tema se sugiere ver por ejemplo Magick en Teoría y práctica capítulo XI, Los Textos del Equinoccio que hacen referencia directa a este punto y El Libro de Thoth, entre las Cartas del tarot diseñado por Frieda Harris y Aleister Crowley, este último invierte el Arcano Mayor XI la Fuerza, por El Deseo representado por la figura de la Mujer Escarlata.
El simbolismo de la Mujer Escarlata se remonta al libro del Apocalipsis ver 17:1-11, donde San Juan teniendo una visión de los últimos días, observa la llamada Mujer de los Pecados, La Gran Ramera de las Estrellas, Babalón que está borracha con la sangre de los mártires de la Iglesia. El color escarlata ha sido desde muy antiguo (y sobre todo al interior del pueblo judío) símbolo de impureza en la medida que representa el color de los fluidos menstruales. Sin embargo para Crowley la Mujer Escarlata era el símbolo de la rebelión contra el stablishment y la moral victoriana imperante, la rebelión contra sus padres opresores y la fraternidad de Plymouth, la rebelión por ende contra la Iglesia y el poder omnímodo de su hipócrita religión. En la visión de Crowley la Mujer Escarlta era todo un símbolo de sublimidad y constituía todo un valor y paradigma (para profundizar mas ver el estuidio de Kenneth Grant).


Para Crowley los años de residencia en Estados Unidos había constituido un verdadero fracaso, a pesar que en aquellas tierras alcanzara el grado de Magus (por lo tanto era similar espiritualmente a Buda). Por esta razón decide volver a Europa y reencontrarse en París con Leah para dar comienzo a la empresa de constitución de Thelema como una religión con un culto definido y practicante.
“En París, el 11 de enero de 1920, exactamente un año después de que Leah hubiese decidido en Nueva York convertirse en su Mujer Escarlata, se tomaron de las manos, jurando erigir en el Viejo Mundo el templo de Thelema que no habían podido construir el Nuevo. Junto con el Babuino se encontraba Hansi, su hijo de dos años”.
Durante ese tiempo Leah se encontraba nuevamente embarazada, obviamente el padre de la creatura era el mismo Aleister Crowley. Este temía que en su estado se encontrara de vez en cuando sola y con el riesgo de no ser asistida. No obstante en su viaje atravesando el Atlántico Leah conoció a una joven de Provenza que había trabajado varios años de institutriz en una guardería, se llamaba Ninette Shumway (de soltera Fraux) que tenía un hijo de la misma edad que Hansi. Ninette buscaba un trabajo pues se encontraba viuda, por lo que Crowley sugirió que fuera con ellos y ayudara a cuidar de Leah.

Crowley no tardó en escaparse con Ninette y esta, convencida de las palabras de ese maestro espiritual, abrazó Thelema como doctrina, la magika como práctica y adoptó el nombre mágico Cypris y su hijo Hermes como nueva identidad. Cypris empezó a tener celos de Leah, pues quería a Crowley solo para ella. Crowley le explicó “pacientemente que no podía abandonar a Alostrael: como ser humano que había evolucionado hacia un plano más elevado, se encontraba por encima de mezquindades semejantes. No es que amase menos a la hermana Cypris, sino que amaba más a la Ley del Haz lo que Quieras” (324).
A finales de febrero, Alostrael tuvo una niña a la que pusieron el nombre de Anne Leah, aunque familiarmente la llamaban Poupée, que era el nombre que, de manera espontánea, le había dado el pequeño Hansi. Y poco después, la hermana Cypris, “que no había conseguido curarse de su deseo, nada thelémico de tener la Bestia para ella sola, se quedó embarazada. Amaba a Crowley y todavía seguía odiando a su hermana de más alto rango, el Babuino de Thoth” (325).

El 1 de marzo de 1920 a las 5:30 p.m. Crowley consultó el Yi King para saber donde daría comienzo a la gran Obra y establecería su Abadia de Thelema, el resultado lo interpretó en Cefalú un lugar al norte de la isla de Sicilia, relativamente cerca de Palermo. Inmediatamente empezó a disponer los preparativos correspondientes. Mientras tanto el 8 de marzo Leah regresaba del hospital con la pequeña Anne Leah. Crowley salió de Fointanbleau donde estaba residiendo y llevó a sus mujeres y niños a París para comenzar esta nueva aventura.
Crowley por una razón que desconozco hizo partir a Leah y a la niña hacia Londres, mientras que él, Ninette y los niños marcharon hacia Burdeos y desde ahí a Nápoles llegando el 27 de marzo. En el hotel Metropole de Cefalú celebraron un acto de magia sexual al modo que más le encantaba a Crowley, per vas nefandum.

_____________________

Notas.

Solo con una intención investigativa publico una lista personal y completa de las oficiales Mujeres Escarlata de Crowley.

1.- Rose Kelly (Uarda, medio por el cual fue contactada la circunstancia para el dictado del Liber Legis, Primera esposa y madre de su Primera hija, Lola Zaza)

2.- Mary d´esté Sturgues (Virakam, medium coautora del Libro 4)

3.- Leilla Wadell (Violinista miembro del grupo musical por gira en Rusia, le fue dedicado el Libro de las Mentiras)

4.- Jane Foster (Hilarión, también llamada el gato)

5.- Roddie Minor (Ahitha, también llamda el camello).

6.- Bertha Almeira Prykryl (Almeira, muy fugaz)

7.- Leah Hirsig (Alostrael, La mujer más amada por Crowley, gran miembro en la Abadía de Thelema, presente en el grado de Ipssissimus, le fue dedicado Diario de un Drogadicto)

8.- Dorothy Olsen (Astrid)

9.- Kasimira Bass

10.- María Ferrari de Miramar (La segunda esposa oficial de Crowley, La suma sacerdotiza del Vudú)

11.- Hanni L. Jaegger (Anu, también llamada el Mosntruo).

12.- Berta Busch (Billie).

13.- Peral Brooksmith.

14.- Alice Upham (Tub, la ultima mujer de Crowley).

Cabe la probabilidad que esá lista sea imprecisa por la gran cantidad de mujeres que rodearon la vida de la Bestia. Sin embargo cuenta solo aquellas que fueron nombradas Mujeres Escarlata, y no a simples amantes, protitutas o relaciones homosexuales. Tampoco incluye a compañeras importantes, también en el ámbito sexual, como la primera amante de Crowley, por allá en los años de la Golden Dawn Elaine Simpson (Fidelis), también Ninnette Shumway (Cypris) de la época de la Abadía de Thelema y Deidre McClellan la madre de Aleister Attaturk en los últimos años de su existencia. Y aquellas compañeras muy importantes con las que nunca tuvo una relación íntima Jane Wolfe (Estai o Methonith), Martha Kuntzel (I.W.E.) y obviamente Frieda Harris (Tzaba), entre tantas otras, no cuentan en aquella lista.

Publicado por Alostrael 777
Anno IVxv Sol 5° Gemini, Luna 13° Libra Dies Solis
domingo, 27 de mayo de 2007 e.v.
"Do what thou wilt shall be the whole of the Law." - AL I,40
"Love is the law, love under will." - AL I, 57

Santiago de Chile.

domingo, 20 de mayo de 2007

I.- Leah, El primer retrato de Un Alma Muerta.

Manuscrito de Leah Hirsig, recogido de un estracto de su Diario Magicko en la Abadía de Thelema, Cefalú, Sicilia 1924.

Al inicio se puede apreciar la introducción que abre con el saludo "Haz lo que quieras esa es toda la ley".


Leah nació en Suiza el 9 de abril de 1883 en la localidad de Trachselwald*. Su padre era Gottlieb (Teophil) Hirsig un hombre de la europa nueva y convulsionada del siglo XIX, pero con los pies en las costumbres del antiguo régimen. Se casó con Magdalena Luginbuhl el 6 de marzo de 1869. De este matrimonio nacieron diez hijos: cuatro hombres Johannes, Friederich, Gottlieb, Andreas y seis mujeres Martha, Margherita, Cristina, Magdalena Alma, Anna María y Leah la menor de todos los hermanos.


Antes de conocer a Crowley no se tienen muchos datos precisos acerca de la vida de Leah, sin embargo la mayor parte de las referencias nos llegan a través de los apuntes autobiográficos de su hermana Magdalena, más conocida como Alma. Alma fue suma sacerdotiza del templo de Oom, sociedad fundada por Pierre Bernard, más conocida como Orden Secreta de los Tántrickos. Ella realiza en su libro una revisión de su vida y su paso por la sociedad esotérica, advirtiendo finalmente a las jovencitas del nuevo siglo, sobre el peligro de la inclusión en ordenes de dudosa reputación. (ver My Life in a Love Cult: A Warning to all Youn Girls, Marion Dockerill (Alma Hirsig), Better Publishing Company, Dunellen, N.J. 1928).


De aquellos escasos datos se logra observar que Gottlieb era un padre borracho que maltrataba constantemente a la familia Hirsig. Su madre, cansada de la violencia y de la magra situación económica huye hacia los Estados Unidos llevándose a los diez niños, en la búsqueda de un nuevo comienzo.

Así Leah vive la mayor parte de su adolescencia en los ajetreados espacios de Nueva York, conviviendo con ese mundo en ebullición tan propio de principios del siglo XX.

La vida de Leah seguramente no fue nada fácil en ese contexto, desde pequeña tuvo que dedicarse a trabajar, en paralelo a sus estudios. Finalmente se establece como maestra de canto y otras materias en la Escuela Pública número 40 del Bronx y en Harlem. Leah era un espíritu refinado que gustaba del conocimiento, cosa muy poco probable en sus alumnos del Bronx. Ella por ejemplo cuando ya conocia a Crowley, se trasladó cerca de la Universidad de Nueva York, pues estaba interesada en una serie de conferencias sobre derecho. ¿Qué sentimiento debió albergar esta mujer tan interesada en el conocimiento ante las difíciles condiciones de su escuela pública? Ciertamente es difícil saberlo, pero es probable intuir una respuesta, en la medida que Leah unos años después abandonaría todo por la búsqueda de la Gran Obra.

Alrededor de 1918 Leah conoce a Edward Carter del cual tendría su primer hijo, un hijo ilegítimo, Hans Hirsig. Edward obviamente no tardó en desaparecer. A partir de ese momento Leah debía redoblar sus esfuerzos para no pasar de la sobrevivencia a la supervivencia. Recordemos que en esos años el mundo se había agitado con la Primera Guerra Mundial, y las consecuencias sociales y económicas no tardarían en hacerse sentir incluso en los Estados Unidos.

Symmonds menciona que "en los primeros meses de 1918, Crowley dio en Nueva York una conferencia sobre magi(c)ka ante un pequeño número de personas curiosas que escucharon en silencio todo lo que decía y que se dispersaron sin comentario alguno cuando hubo terminado. La conferencia no fue un éxito, pero uno de los asistentes, "la única persona de la que podía decirse que tenía un remoto parecido con la especie humana" (en palabras de Crowley), se le acercó para hablarle. Se trataba de Alma Hirsig.(...) Dos meses más tarde - en la primavera de 1918 - le haría una visita inesperada en su estudio del número 1 de University Place, en uno de los extremos de Washington Square, acompañada por la menor de sus hermanas, Leah" (Sym, p 307).

Crowley quedó inmediatamente impresionado, aunque en realidad, siempre quedaba impresionado ante cualquier sujeto sexual. Sin embargo, algo había más allá en el aura de esta mujer "alta y extremadamente delgada, de ojos luminosos y de rostro alargado".

Crowley realizó otra descripción de Leah con el tiempo que concuerda con una de sus antiguas encarnaciones, Astarté, esta nos permite observar a Leah como Alostrael "Una joven esbelta y delgada, de rostro alargado, nariz romana, labios gordezuelos y fuertes a causa del ejercicio continuo, con el hábito de sacudir todo el cuerpo como si estuviese consumida por una comezón interior, de cabello negro y crespo, que a veces se teñía, dientes fuertes, regulares y muy agudos, ojos de profundo color violeta, muy distanciados entre sí y oblicuos, como los de los chinos. Sus pómulos eran altos y su expresión vital. Sus senos estaban muy poco desarrollados y su cuerpo era como el de un hombre, o mejor, como el de un niño. Su vulva era delgada y musculosa, con sus labios menores escasamente desarrollados"
Leah en una visión de Alostrael. Un sugerente retrato hecho por Crowley

No debe sorprendernos el último pasaje de la descripción que Crowley hace sobre Leah, pues como veremos más adelante en muchos de los retratos que le dedicó, tanto literarios como pictóricos los desenfrenos internos del mago se trasladan hacía el carácter de Leah, como lo observaremos más adelante en su poesía Leah Sublime o en muchos de sus dibujos y pinturas por ejemplo. Crowley tenía un orden distinto de valores, por lo que para él no implicaba inmoralidad recalcar aspectos a nuestro juicio, íntimos, pudorosos. Para Crowley pertenecía en fin a la naturaleza definitiva y normal del ser humano. Es necesario eso si recalcar que cuando estos retratos nos parezcan incómodos, y faltos de tacto, se debe a que en ocasiones Crowley miraba con el prisma de la abyección las cosas, pero eso no quiere decir que el objeto de su análisis fuera igualmente de infame.
Leah se encontraba a las puertas del hombre que cambiaría radicalmente su vida para siempre, contaba con treinta y cinco años. "La pequeña criatura tímida como un ratoncillo, pura y dulce" de la versión de Alma perdió el alma - o quizás la encontró según Symmonds - después que Crowley dirigiera su magnética mirada sobre ella, y se la echase al hombro, como haría un faquir con el gallo que acaba de hipnotizar. Él dijo que le recordaba al amigo de Salomón, pues no tenía pechos"...


____________
*De la fecha de nacimiento de Leah se puede deducir datos bastantes interesantes, era Tauro, Cabra de Agua, y VI en los arcanos del Tarot Los Amantes. Pronto añadiré el significado de estos elementos.

Referencias.

- Crowley Aleister , Adivincación por el Tarot, Océano Ibis, 1998.
- Symmond John, La Gran Bestia, Ciruela, 1990.
- http://pages.sbcglobal.net/jmaxit/hirsig/pafg06.htm
- http://pages.sbcglobal.net/jmaxit/hirsig/pafg04.htm

Pronto, Capítulo 2 La Septima Mujer Escarlata


AVISOS 93.

Por lo que se ha sabido pronto saldrán una serie de peliculas serias dedicada a reconstruir momentos de la vida de Aleister Crowley, acontecimientos vividos en la Abadía de Thelema, por ejemplo y otros que parecen resultar bastante interesantes. En dos de las peliculas acá mencionadas podremos observar sendos papeles que caracterizan conjuntamente a Leah Hirsig, en el caso de Abbey of Thelema es protagonizada por la actriz Lynn Mastio Rice y en el caso de la pelicula de Carlos Atanes, Perdurabo Marta Timón es la encargada de encarnar a Alostrael. Observen los siguientes trailer.

ABBEY OF THELEMA



PERDURABO


AIWASS


BELLINI O E DEMONIO



IN SEARCH OF THE GREAT BEAST 666


Alostrael 777, Santiago de Chile, Anno IVxv Sol 28° Taurus, Luna 16° Cancer Dies Solis
domingo, 20 de mayo de 2007 e.v. 2:24:00