"TODOS TENEMOS UN GRIAL... Y YO HE ENCONTRADO EL MIO".

domingo, 8 de julio de 2007

III.- La Vírgen custodia del Sangraal y la Abadía de Thelema.

Crowley llegó a una quinta deshabitada en la ladera de una colina, a media milla de Cefalú, según cuenta desde ahí podía divisar “Palermo, al este el mar, al norte la impresionante roca Caephaloedium y detrás de nosotros, hacia el sur, colinas, verdes por los árboles y la hierba. Mi jardín está lleno de flores y de promesas frutales”. La quinta fue reservada por Crowley y Leah como sir Alastor de Kerval y la condesa Léa Harcourt, los nombres que adoptaron en la isla.

Cefalú en 1830 pintada por Carl Rottmann, Oil on canvas, 63 x 79 cm. Wallraf-Richartz Museum, Cologne

Crolwey pretendía que su Abadía fuese un Collegium ad Spiritum Sanctum, un lugar medio entre las libertades descritas por Rabelais para la abadía de Gargantúa y Pentagruel, y además un espacio donde se pudiera conocer y vivir la corriente thelemica en toda su extensión. El objetivo de toda esa magicka era tal y como se lo enseñó su tutor y maestro Allan Bennett, obtener la conversación y comunicación con el Santo Ángel Guardían, y lo que Crowley llamara conjuntamente, el conocimiento de la Verdadera Voluntad.

Idealmente el templo enclavado en la cima de la montaña de Cefalú, Crowley la pensaba como un majestuoso centro ceremonial, el cual poseía un “diseño circular, tiene ocho columnas que soportan un techo de cristal, cupuliforme, de 44 pies de altura, con patios exteriores y edificios reservados para cualquier tipo de fines, tanto mágicos como sociales” A pesar que su Abadía, la casa desocupada que había alquilado en la primavera de 1920 era absolutamente contraría a la de sus sueños, era sin embargo totalmente apropiada y más que suficiente para sus propósitos.



Para tener una visión más acabada de lo que fue la Abadía de Thelema, y sobre todo para Leah Hirsig, me reservaré el derecho en este capítulo solo de describirla en sus principales facetas, pues esto nos permitirá obtener un sentido más claro de los sentimientos que empezarían a configurar la vida de Alostrael abruptamente, soledad, miseria, esfuerzo, etc. La experiencia en Cefalú es absolutamente decisiva para comprender los posteriores acontecimientos que viviría Hirsig, y por ello me detengo un poco más para describirlos y analizarlos. De esta forma me serviré a continuación casi íntegramente de la descripción que hiciera John Symmonds bajo la base de las impresiones que le hicieran llegar el propio Crowley, y algunos otros como Betty May, Jane Wolfe, entre otros.


Este nos describe muy bien la Abadia, primero en términos estructurales “se trataba de una construcción de piedra de una sola planta, revocada y pintada de blanco, con techo de tejas y paredes de dieciocho pulgadas. Cinco habitaciones iban a dar a una sala central, el Sanctanctórum o templo de los misterios thelémicos. Un círculo mágico, en el que se había inscrito un pentagrama de manera que sus cinco vértices tocaran la circunferencia, había sido pintado en el pavimento de color rojo teja. En el centro del circulo se encontraba un altar de seis caras, que contenía una reproducción de la estela de Ankh-f-n-Khonsu, con cuatro velas a cada lado, y otros adminículos varios: campana, buril, lamen, espada, copa y el Registro de la Abadía (una especie de libro de registro para los visitantes, en el que también eran consignados los acontecimientos importantes), y los Panes de Luz, cuya composición se dará más adelante… A la derecha del círculo, mirando hacia el altra alumbrando con velas, se encontraba el trono de la Bestia, y entre su trono y el altar podía verse un brasero con carbones ardientes, del que pendían las dagas o puñales rituales. A la izquierda estaba el trono de la Mujer Escarlata. Y en el interior del círculo y siguiendo su circunferencia, habían sido escritos con caracteres hebreos los nombres de Dios.

En las paredes del templo, en las del dormitorio de Crowley, la Chambre des Cauchemars (“La habitación de las pesadillas”), como la llamaba, y en las de otras habitaciones de la Abadía, se observaban las portentosas pinturas del propio Crowley, que ilustraban el grado IX y otros ritos mágickos. Su propósito era inducir al sexo, mediante la familiaridad, la indiferencia, o el descuido. Una representaba a un hombre desnudo que está siendo sodomizado por el dios caprino, Pan. Su semen espumeante rociaba a la Ramera de las Estrellas, que, con un postura seductora, con los brazos abiertos, se había puesto enfrente de ambos…, Symm p 329.

Día a día todos los thelemitas incluyendo a Leah, Cypris los niños y Crowley obviamente, efectuaban una serie de rituales consagrados con gran seriedad y trabajo, por ejemplo “cuando los thelemitas se levantaban por la mañana, vestían sus hábitos magickos, tomaban los instrumentos mágicos apropiados- el hombre una vara, espada o daga y la mujer un cáliz o una copa – y estando en posición erguida y mirando hacia el este, musitaban una breve oración, llamada la Cruz Cabalística, que consiste en tocarse la frente diciendo Ateh (En ti); el pecho diciendo Malkuth (el Reino); el hombro derecho, ve-Geburah (y el poder); el hombro izquierdo, ve-Gedulah (y la Gloria). Entonces se da una palmada con ambas manos, sin soltar el instrumento mágico, y se pronuncia, haciendo que resuene, le-Olahm, Amen (por los siglos, de los siglos Amém).
Entonces se forma un corro que recorre las cuatro esquinas de la habitación, hacia la derecha, del este al sur, al oeste y al norte, dibujando vigorosamente en cada uno de los puntos cardinales, con la ayuda del instrumento mágico y en el aire, un pentagrama, mientras se pronuncia de manera vibrante el correspondiente nombre de Dios: IHVH (YÉ-ho-váh) en el norte; ADNI (Adonai) en el sur; AHIH (Eheiéh) en el oeste; y AGLA en el norte. A continuación, y con los brazos extendidos en cruz, se dice: “Frente a mí, Rafael; detrás de mí Gabriel; a mi derecha, Miguel; a mi izquierda, Auriel; porque a mi alrededor llamea el Pentagrama, y sobre la Columna descansa la Estrella de seis rayos”. Finalmente, se repite nuevamente la Cruz Cabalística, mirando hacia el este.
Estas operaciones eran realizadas con devoción y seriedad por la mañana, al mediodía, al atardecer y a medianoche, haciendo además su adoración al Sol que consiste en una breve oración, “Salve a Ti, que eres Ra en Tu surgir”.
En las ocasiones especiales, como la admisión de un nuevo miembro de la Orden, un matrimonio entre hermano y hermana, un nacimiento o una defunción, era celebrado el Liber XV, es decir, la Misa Gnóstica de Crowley, que comienza con estas mismas palabras del diacono: “Haz lo que quieras será toda la Ley. Yo proclamo la Ley de la Luz, de la Vida, del Amor y de la Libertad, en el nombre de IAO” (el criptograma gnóstico de Jehová)” Sym (329-331).
Los días eran frescos en Cefalú, podía recorrer los paisajes a su antojo, se podía bañar en la playa desnudo con Cypris a quien Crowley la llamaba Bella. “Trabajaba arduamente” en la Abadía, dirigía los ritos y enseñaba a sus alumnos, pintaba y escribía, además “fumó opio, esnifó nieve (cocaína), comió hierba (hachís), y se recetó unas dosis, ciertamente liberales, de láudano, veronal, y anhalonium” Symm 331.
En un inicio la vida resultaba agradable y provechosa, pero a pesar de todo el trabajo cumplido en los rituales la situación al interior de la Abadía pronto empezaría a cambiar, una fuerza terrible y maligna se desataría por toda la residencia. Leah fue la primera en alarmarse, Poupeé emepzó a enfermar y nadie sabía lo que le pasaba.
Crowley preocupado consultó el Yi-King
-“¿Poupeé llegará a mayor? El hexagrama XLII, aire sobre fuego. El opuesto al primer símbolo, el Sol. "Quizá todo va bien…”

____________________________________
Para ver más información sobre la Abadía de Thelema consultar los siguientes sitios web:

http://abbeytoday.blogspot.com/
http://www1.autistici.org/amprodias/thelema/photo.htm
http://www.geocities.com/Athens/Parthenon/7069/abbey2.html
http://www.youtube.com/watch?v=lXE7swquJHg http://www.inventati.org/amprodias/thelema/paulos.htm

http://www.sotvl.org/cefalu.htm

FOTOGRAFIAS DE CEFALÚ (SICILIA) Y LA ABADÍA DE THELEMA EN LA ACTUALIDAD






Anno IVxv Sol 15° Cancer, Luna 24° Aries Dies Solis, domingo, 08 de julio de 2007 e.v.