"TODOS TENEMOS UN GRIAL... Y YO HE ENCONTRADO EL MIO".

sábado, 5 de enero de 2008

VI.- Alostrael, Poupeé, Cypris y el Ipsissimus.

iDespués del rito de la “Epifanía del consumo del cuerpo de Dios”, Crowley se sentía con malestares en la lengua y la garganta… Leah conjuntamente no estaba bien.

Durante todo el verano de 1920 las cosas transcurrieron en forma tranquila para todos los thelemitas. En ocasiones durante aquellos días y sus noches la Bestia alcanzaba máximos de intensidad dionisiaca y corría fuera del templo “como si estuviese enloquecida”. Entre tanto, los gritos que salían del Collegium ad Spiritum Sanctum sobresaltaban a los viandantes, campesinos sicilianos que hacían el signo de la cruz y huian corriendo a sus casas.

En esos días sin embargo empezarían a sucederse algunos hechos incómodos para el desarrollo de la Abadía. Alostrael estaba celosa de cualquier mujer en la que la Bestia hubiera posado su mirada. Crowley anota que “se llenó de manía” cuando vio que observaba de cerca a una siciliana. También Ninette era motivo de queja, a juzgar por la mención que hace el diario de la Bestia de que Alostrael le había amenazado con un revolver.

Las buenas condiciones astrológicas empezaron a empeorar de manera lenta pero inexorable. A parte de otras consideraciones, Poupeé (Anne Leah la hija de Leah y Crowley), seguía muy enferma. Y el Vagabundo de la Desolación, a pesar de los baños y las escaladas, tampoco gozaba de buena salud; encontramos demasiadas referencias en sus diarios de la época a vomitos, estreñimientos y dolores de todo tipo.

Poupeé fue llevada al hospital de Palermo: estaba muy enferma. Crowley, después de consultar el Yi-King, decidió ir a verla. Leah se encontraba ya en el hospital. “yo creo que su Voluntad era morir; por eso, cuando he intentado realizar un acto de Magicka para ayudarla, me ha resultado imposible”, anoto en su diario. Se refería a un acto de magia sexual que había realizado con Leah con la intención de ayudar a Poupeé. Pero en mitad de la operación, había comenzado a sentir cierta aprensión y lo había dejado.

Al día siguiente, 12 de octubre, que describe como el más triste de sus cumpleaños – acababa de cumplir cuarenta y cinco – regresó a Cefalú para intentar vencer su depresión mediante la pintura. El día 14, mientras trabajaba en su cuadro El Emperador Muerto, Alostrael regresó de Palermo. Llegó cabizbaja, vencida de cansancio: Poupeé había muerto por la mañana.
Crowley estaba desecho y llevó a la llorosa Leah al interior del templo, donde agitó su vara, haciendo sonar la campana mágica; con este gesto bendecía al espíritu de su hija que acababa de partir, y a continuación escribió en el Registro de la Abadía estas curiosas y tristes palabras:

“En el decimocuarto día de octubre, 1920, era vulgari, estando el Sol a 21° de Libra y la Luna a 20° de Escorpio, Anne Leah, o Poupeé, la primera bastarda de La Bestia y de Alostrael, se fue de la ciudad de Panormus, para recorrer Su Vía, de manera que Sus velos corpóreos no sean vistos nunca más por nuestros sentidos corpóreos ¡que Ella pueda guiar Su nave entre las estrellas, Sus hermanas, en los mares del espacio!Aquellos cuya carne había tomado en préstamo, no queriendo comprender su mortalidad, se encuentran en la más terrible agonía, que ninguna palabra puede expresar, y por eso han soportado en silencio el Tiempo y la carga del infortunio”.

Dibujo, Una despedida para Poupeé (oraciones para una almita viajera). Edición personal Enero 2008.

Alostrael estaba enferma: había abortado seis días después de la muerte de Poupeé, mientras la bestia se llenaba de llagas y forúnculos a lo largo de su cuerpo. Observaba que la Gran Obra se resentía, y los corazones de todos se hallaban afligidos por igual a causa del miedo, la confusión la duda y la desconfianza. Si estos augurios se estaban sucediendo, si los dioses, o los Jefes Secretos, no lo hubieran decidido de esa manera ¿Cómo podrían haber acaecido tales eventos?


La muerte de su hija y el aborto de “una criatura varón en el tercer mes de gestación” parecen haber llevado a Alostrael a un estado de locura temporal. Su desconfianza y los celos largamente contenidos respecto a la hermana Cypris estallaron una vez más, pero con mayor violencia que nunca. Leah había perdido a sus hijos, la que había nacido y el que aun estaba por nacer; la joven francesita todavía conservaba los suyos, y se encontraba en el octavo mes de embarazo. Durante dos semanas, Leah discutió con la bestia porque todo, según ella, había ocurrido por culpa de Ninette, que había estado practicando hechicerías contra la Virgen Custodia del Sangraal. La Bestia cogió el diario de Cypris y comenzó a leer sus últimas anotaciones. Crowley parece haber sido irrespetuosamente sensible a las obscenidades de los demás. El contenido de la mente de Cypris no era nuevo para él. En Fointanbleau se había quedado atónito ante las revelaciones de su diario. Ahora se sentía espantado por segunda vez. Los horrores del corazón humano le desbordaban. Nunca había pensado que tales cosas pudieran ser posibles; se sintió físicamente enfermo y, al final, se dio por vencido.


Entró en el templo y comenzó a exorcizar las fuerzas hostiles, mediante las cuales había operado Cypris su maleficio, quemando asafétida como recurso final contra las potencias malignas; después, entregó a la culpable el texto del Exorcismo.

NINETTE FRAUX. Haz lo que quieras será toda la Ley. La iniciación purifica. Se desprende un hedor, una pestilencia. En tu caso, dos personas han muerto y las demás están enfermas. Hay presagios de que el proceso podrá conducir a la purificación y de que todo volverá a su ser en muy poco tiempo. Pero no podemos arriesgarnos a ulteriores peligros; si el odio aun persiste,
mejor será que vaya a enroscarse en su madriguera. Sigue llevando meticulosamente tu diario. Vete a vivir sola a Cefalú. Vete al hospital. Un día antes de que seas dada de alta, envíanos tu diario y reconsideremos la cuestión. Espero poder ver que tus ulceras se hayan curado. No contestes a esto: limítate a hacer lo que te digo. Amor es la ley, amor bajo el dominio de la
voluntad.
La bestia 666.

Una anciana campesina que vivía en las inmediaciones acompaño a la hermana Cypris. Después que se fuera, la Bestia se acerco al altar, tomó el Registro y con su desparramada escritura llenó un par de páginas: Ahora, al fin, en el quinto día de noviembre de 1920, era vulgari, sol a 13° de Escorpio y Luna a 11° de Virgo, la bestia ha escuchado las palabras de Alostrael, su concubina, comprendiendo claramente la necesidad mágica de consolidar el circulo contra el Horror que había penetrado en él, con el propósito más cruel y mortífero que pudiera imaginarse. (L imagen corresponde a la representación de una discusión entre Ninette y Leah en la Abadía de Thelema, Imagen de la Película Perdurabo de Carlos Atanes, 2006)
"Por eso, con la Sabiduría de Tahuti, conjuré, exorcicé y expulsé a la antedicha Ninnette Fraux, que permanecerá fuera de la Abadía durante una estación del año. Y esta decisión no fue realizada con odio, o con miedo, sino con amor y piedad, puesto que la soledad purifica el Alma, obligándola a nutrirse de sus propios venenos".
Con el tiempo Ninnette sería admitida nuevamente en la Abadía. Nuevas personas se unirían al grupo como Cecil Frederecik Russel, el hermano Geneshtai, del cual Crowley no tenia muy buenas impresiones. Pero a pesar de eso participó activamente en los ritos de magicka junto a él y Leah Hirsig.

Sin embargo la suerte económica se hacia compleja,. Entre bocanada y bocanada de su pipa de opio, invocó a Aiwass según el ritual del Nonato o del Ilimitado ¿Cómo podría imponer la Ley de Thelema? Esta fue la pregunta que le hizo a su Santo Ángel de la Gurda.
Aiwass contestó mediante un sueño cuya moraleja sería “hazte escuchar y di a las claras lo que quieres”.
Debía para ello buscar soluciones económicas y decidió viajar a París, dejo a Leah a cargo de la Abadía, imponiendo a todos un voto de silencio durante su ausencia (salvo expresas excepciones), besó a los niños en señal de despedida; instó a las Concubinas 1 y 2 a que no llegasen a las manos y se fue.
En parís buscó nuevos contactos y oportunidades con Cecil Maitland, Nina Hamnnett, J.N.W. Sullivan.

El 6 de abril regresaba a Cefalú con las rémoras del aburrimiento y la inactividad que se había llevado. Tenía el vívido pensamiento de que iba a suceder algo adverso y desastroso. Las cosas no podían continuar así indefinidamente. La actividad de la Abadía se había convertido en rutina, mas no de disciplina sino de indiferencia. El tema económico seguía siendo un problema, no se trataba de decir: “necesitamos dinero ¿Cómo demonios podemos encontrarlo? Sino mas bien: “debemos demostrar que es posible comenzar, teniendo como únicos recursos nuestras simples cualidades físicas, mentales y morales". El problema que todos lo que se encontraban en la Abadía no tenían muchas aptitudes, Crowley no sabía hacer nada más que escribir, pintar, hacer ritos mágicos y fumar opio. Los otros como Ninette estaban completamente molidas a causa de su bebé, Jane Wolfe una estrella de cine, y Russell un poco inepto a visión de Crowley, Alostrael era total e irremediablemente incompetente, pero “capaz de soportar lo indecible”.

El Sol entraba en el signo de géminis, por lo que, para celebrar el acontecimiento, la Bestia y su Mujer Escarlata, Alostrael realizaron una Obra de Gnosis para desatar el poder mágico de Babalon. Crowley escribió que el orgasmo duro varios minutos, “completo, sin haber sido completado. Indecible… una experiencia nueva”. Los detalles revelan que el rito fue una parodia del sacramento cristiano de la Sagrada Comunión.
Al día siguiente tenía sensaciones extrañas, y el día lo comenzó con una pregunta ¿Quién soy?, el Yi-King ya le decía, un Magus y que el voto hecho al acceder a aquella categoría le obligaba a hablar a la humanidad. Había visto como en un éxtasis pasar los años anteriores de su vida, a sus amigos Eckenstein, Allan Bennet, Víctor Neuburg. Había dado una nueva palabra al mundo Thelema, y una nueva fórmula mágica de 11 palabras (en ingles) haz lo que quieras esa es toda la ley, sin embargo "el ser grande entre los hombres también ha supuesto mi fracaso".

Aquel era el decimoséptimo año del Eón, es decir, el decimoséptimo año desde la gran revelación de le Cairo o 1921 era vulgari. No tenía nada que lamentar, nada que temer, porque estaba en manos de los dioses. Si ellos querían que viviera y continuase la Gran Obra.. así será!

Se desvistió y entró en el templo, seguido solo por Alostrael. Iba a pronunciar el juramento del Ipssisimus, el grado más elevado de toda la estructura jerárquica de la gran fraternidad blanca de la luz, un estadio más allá de los dioses y todos los conceptos mentales. Tenía miedo de lo que estaba a punto de hacer. Se dio ánimo para cumplir su proeza y afrontar con firmeza al fantasma de su propio yo.
Experimentó, según su registro el Samadhi un estado total de embeleso, unión con el universo y por tanto de iluminación.
Crowley por fin se miraba a si mismo, y ante el panorama inmenso que cubre el Árbol de la Vida después del abismo, encontraba su propia voluntad y llegaba a la otra vereda de la vida, más allá del Bien y del Mal… en este gesto fundamental en su existencia, le acompañaba Alostrael, El Babuino de Thot, La Virgen Custodia del Sangraal, su Séptima Mujer Escarlata, la Condesa Leah Harcourt, Su Chica-para-todo, el alma muerta y sublime, Leah Hirsig.




La actriz Lynn Mastio Rice, interpretando notablemente a Leah Hirsig en la película Abbey of Thelema del director Vincent Jennings, 2006.




Altazar tema de la banda sonora de la película Abbey of Thelema, por Rosemary (The incredible life of Rosemary). Felicitaciones por este excelente trabajo amigos!!! 93!!!

Escrito y publicado por Alostrael (en búsqueda de un nombre mágico)
Anno IVxv Sol 15° Capricorn, Luna 17° Sagittarius Dies Saturnii
sábado, 05 de enero de 2008 e.v. 19:38:01

"Do what thou wilt shall be the whole of the Law." - AL I,40
"Love is the law, love under will." - AL I, 57